Informe de la deuda


Informe de la deudaHistóricamente, la principal fuente de financiación de EPM ha sido la banca multilateral, entre ellos el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Japan Bank for International Cooperation (JBIC) y el Banco Mundial (BM). Actualmente, se cuenta con una significativa participación de la banca comercial local. No obstante, la principal fuente de financiación es el mercado de capitales local e internacional.


Financiación actual

El saldo de la deuda de la Empresa se compone de créditos externos e internos de la siguiente manera:

Saldo a sept. de 2016 (en millones de dólares)

Deuda total

Saldo

Part.

Interna

1,324

26%

Externa

3,826

74%

Total Deuda

5,150

100%

 

Deuda por entidad financiera

Saldo a sept. de 2016 (en millones de dólares)


Saldo por entidad

 Septiembre 2016

Diciembre 2015

 Part.

 Part. Total

Bonos internacionales

721

721

19%

14%

BID

418

385

11%

8%

JBIC

117 133 3%  2%
 BNDES  1 0%   0%

AFD

 310

338 8%  6%
 Bonos globales 769 704 20% 15%
 Banca comercial 1,490  1,063 39% 29% 

Total deuda externa

3,826

3,344

100%

74%

Programa bonos locales

917

839

69%

18%

Banca comercial

407

482

31%

 8%

Total deuda interna

1,324

1,321

100%

26%

Total Grupo EPM

5,150

4,665

 

100%

 

Saldo de la deuda por moneda


Saldo por moneda

Part.

USD

1,901

37%

COP

2,468

48%

 GTQ 142  3%
 MXN 156  3%
 CLP 484  9%

Total

5,150

100%

 

Cobertura de riesgo cambiario a largo plazo


La alta participación de monedas diferentes al peso colombiano en la deuda de EPM representa incertidumbre en el valor de los pagos por capital e intereses. La variabilidad de los resultados (utilidades) en años anteriores a la realización de operaciones de cobertura, se explicó en buena parte por el efecto de la diferencia en cambio generada por la exposición al riesgo cambiario de la deuda externa.

Por este motivo, la Empresa ha desarrollado estrategias de cobertura de riesgo cambiario, que buscan disminuir la incertidumbre en los flujos futuros de la empresa, a la vez de mantener niveles adecuados de maniobrabilidad y flexibilidad frente al mercado.

Con el fin de ejecutar las estrategias mencionadas, la Empresa ha ejecutado diferentes esquemas de operaciones de cobertura de riesgo cambiario: swaps, opciones y combinaciones de los anteriores, de acuerdo con el riesgo cubierto al momento del mercado y a las alternativas de cobertura disponibles en el sector financiero.