Movilidad elécrica


Movilidad

Antecedentes – Modelo de negocio


En el 2009 Las Empresas Públicas de Medellín, E.S.P., realizaron desde la Subdirección I&D Energía un proceso de vigilancia tecnológica en la dinámica de los fabricantes de vehículos eléctricos y su comercialización internacional, y con base en este estudio se visualizó una importante oportunidad de negocios asociada a la introducción y masificación de vehículos eléctricos en Colombia. Desde el 2009, se dieron los primeros pasos gubernamentales, concretamente desde el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, para reducir los aranceles y autorizar la importación al país de 100 vehículos eléctricos durante el año 2009.

EPM busco a la asesoría del Centro para La innovación, Consultoría y Empresarismo – CICE y a los grupos de Mecánica Aplicada e Ingeniería de Diseño (GRID) de la Universidad EAFIT; así como a los Grupos de Investigaciones Ambientales (GIA) y de Investigación en Transmisión y Distribución de Energía Eléctrica, ambos de la Universidad Pontificia Bolivariana. El objetivo fue que estos centros y grupos realizaran un análisis de las posibilidades de introducción de vehículos eléctricos de dos o más ruedas en el mercado colombiano, el cual debia incluir los aspectos técnicos y de mercado. El estudio tuvo un alcance geográfico a las ciudades de Medellín (área Metropolitana), Bogotá, Cali y Barranquilla, definiendo los mercados y la definición del modelo de negocio que podrían implementar las Empresas Públicas de Medellín, y un alcance local (Medellín y su área metropolitana) para definir los aspectos ambientales y de impacto en las redes e infraestructura eléctrica.


Como conclusiones generales del estudio se ve una gran oportunidad:


  • Será necesario trabajar en las condiciones normativas y regulatorias, para establecer unas reglas de juego atractivas para que las empresas de energía desarrollen la infraestructura para atender estos clientes, con sistemas seguros, eficientes y autogestionables.

  • Oportuno trabajar con los diferentes actores involucrados en la industria automotriz, y de electrónica de carga, más actores como el gobierno, las aseguradores y la banca, para construir las condiciones comerciales que faciliten la introducción de los vehículos eléctricos a los diferentes segmentos.


Entre el 2010 y el 2012 EPM firma un acuerdo con RENAULT SOFASA para desarrollar un piloto de 250 vehículos, partiendo de dos Renault Fluence y dos Kangoo que estaría en unas pruebas en ambiente controlado, sin embargo dicho acuerdo tuvo imprevistos que impidieron la ejecución de lo acordado entre las partes.


Finalizando 2102 se toma la decisión de comprar 10 mitsubishi E – MIEV para desarrollar un piloto interno con el cual se buscaban tres objetivos:


  • Visibilidad y generar confianza en el mercado.

  • Análisis y evaluación del desempeño de los vehículos.

  • Análisis técnico de la infraestructura de carga y las oportunidades de negocio para EPM.


Después de 3 años de uso donde recorrieron más de 250.000 km, se logró información del funcionamiento, de los rendimientos, de las condiciones que afectan la autonomía por carga, de los tiempos de carga lenta y rápida, de los costos operativos por kilómetro, de los ahorros en mantenimiento y de los gastos legales (impuestos, SOAT, etc.)

Con el piloto se ratifica la oportunidad que hay detrás de una adecuada introducción de la movilidad eléctrica, con unas ofertas de valor para los clientes entendiendo que todos van a requerir carga en su sitio de parqueo (casa u oficina) y en sitios públicos donde es razonable conectar los vehículos por minutos u horas, sabiendo que las condiciones de servicio se ajusten a la expectativa de los clientes.

En el 2014 se toma la decisión de invertir en las dos primeras ECOESTACIONES de carga rápida para conocer en condiciones operativas todos los aspectos legales, económicos (arriendos, costos de planes de datos, etc.) y de manejo de TI y TO, para garantizar que los clientes puedan acceder a la carga bajo sistemas de autoservicio. Las estaciones entraron en funcionamiento finalizando del 2015, y con un año de operación han generado aprendizajes y retos en la interconexión con los sistemas operativos de EPM para garantizar la facturación de la energía entregada a los vehículos, lo que hoy permite que se tenga más claro las condiciones de compra de los próximos equipos para carga pública.

En 2015 se ven avances importantes en pilotos de buses eléctricos, y dado la gran demanda que genera este segmento, se inició en convenio con el AMVA y el METRO un estudio de pre factibilidad para implementar un piloto de buses en Medellín.

Dada la oportunidad que genera la movilidad eléctrica, se define que se debe comprometer a los principales actores del ECOSITEMA de movilidad eléctrica, y asumir un rol de líder que jalone las empresas y entidades públicas y privadas que deban asumir acciones concretas para facilitar todo lo que se requiere para que los vehículos eléctricos lleguen a resolver la movilidad en los diferentes segmentos con buen servicio, y confiabilidad.