Nuestras acciones con comunidades indígenas y minorías étnicas

Respeto y responsabilidad por las comunidades y las minorías étnicas


De esta manera, escribimos historias de transformación de la vida de la gente


Todos los días, a cada momento, EPM escribimos historias de transformación social y sostenibilidad, de oportunidades y esperanza, en la búsqueda de un mejor futuro para las personas.


Son historias muy positivas de cambio y renovación, que nacen del profundo respeto que nos merecen la gente, las comunidades donde se afilia y pertenece, sus costumbres, sus relaciones, sus derechos, sus tradiciones y su ancestralidad. Y son historias de renovación humana personal y colectiva, porque los impactos sociales y ambientales producto de los proyectos y programas que emprendemos, los asumimos y atendemos con responsabilidad.


En los territorios donde hacemos presencia, existen diferentes grupos étnicos y comunidades variadas que enriquecen la cultura y de manera permanente, producto de los deseos de progreso y superación, aportan a nuevas visiones y formas de habitarlo. Contribuir a su sostenibilidad es el mayor reto empresarial y lo hacemos a través de la generación de valor social, económico y ambiental. Es un compromiso ineludible que se ve reflejado en el desarrollo de los proyectos y en las distintas intervenciones que emprendemos en los territorios donde actuamos.


Las comunidades indígenas, por ejemplo, son una población muy grande en Antioquia y se encuentran asentadas históricamente en todas las subregiones del departamento. Hacen parte de nuestra ancestralidad paisa. En esta oportunidad, de manera resumida, presentamos algunos de los hechos que han beneficiado estas poblaciones y contribuido al mejoramiento de su calidad de vida, tanto con programas que ejecutamos directamente o a través de la Fundación EPM.

Fundación EPM

Con el programa Agua para la Educación y Educación para el Agua, la Fundación EPM instaló sistemas de potabilización en las escuelas de las comunidades indígenas de Nucidó en Frontino, la María en Valparaiso, Karmata Rúa de Jardín y Lejos del Nido de El Retiro, beneficiando a una población de cerca de 900 personas, con una inversión de 232 millones de pesos.

Con inversiones cercanas a los 1.600 millones de pesos, este programa ha llevado la energía eléctrica y transformado la vida de 425 familias habitantes de comunidades indígenas, casi todas asentadas en zonas alejadas, muchas veces a varios días de camino, a lo largo y ancho de Antioquia.

  • En el Bajo Cauca: 130 familias indígenas de las veredas el Noventa y los Almendros en el municipio de El Bagre; de Popalito en Nechí y de Pablo Muera en Zaragoza.
  • En el Nordeste y Magdalena Medio: 26 familias indígenas de la vereda Virginia en Puerto Berrio (pertenecientes al resguardo indígena Los Karamandú) y de la vereda El Olvido de Vegachí, (resguardo indígena Fungará).
  • En el Norte y Occidente: 170 familias indígenas de la vereda Cañón de Iglesias (resguardo indígena de Tarazá), en el municipio de Dabeiba, las comunidades de Chimiado Indígena, Dabeiba Viejo Indígena, Llano Gordo Indígena, Choromandó, Nutria Tascón y Choromandó, y en Frontino las comunidades de Nusidó y San Miguel de Frontino.
  • En el Suroeste: se han beneficiado 41 familias del resguardo indígena del municipio de Pueblo Rico y Nudillales; y de La Pastora, la Mirla y Guayabal en el municipio de Támesis.
  • En Urabá: se han beneficiado 50 familias de la comunidad las Palmas en Apartadó y Alto Caimán 1, y de comunidad indígena Caimán de Necoclí.
  • Avance: actualmente, se ejecutan los trabajos para llevar el suministro de energía a 884 nuevas familias integrantes de minorías étnicas en diferentes subregiones de Antioquia.

En el marco del programa de becas del Fondo para la Educación Superior de la Fundación EPM, se han beneficiado ,36 jóvenes de población indígena en Antioquia y 402 jóvenes de población afrocolombiana.

En convenio con el Ministerio de Defensa, el Banco Agrario de Colombia y la Empresa de Vivienda de Antioquia VIVA de la Gobernación de Antioquia, se completó la construcción de 287 viviendas en madera de las plantaciones forestales de EPM para el beneficio de igual número de familias indígenas de Apartadó, Turbo, Necoclí y Dabeiba.

Las primeras 60 viviendas se entregaron en mayo de 2017 a la comunidad Narikisabi – El Pital del municipio de Dabeiba, y las restantes 227 se entregaron en noviembre de 2017 a familias de la comunidad El Volao en Necoclí, Ciakoro – Las Playas en Apartadó, Dokerasabi-Arenera y Dokerasabi-Arcua en Turbo. Se tiene proyectada la construcción de otras 552 viviendas.

El miércoles 11 de octubre de 2017 se firmó convenio con la Gerencia Indígena de la Gobernación de Antioquia, para la construcción de 7 escuelas rurales indígenas en Urrao, Murindó, Nechí, Ciudad Bolívar y Pueblorrico, con una inversión cercana a los 1.500 millones de pesos.

Noticias comunidades indígenas

Los hechos más importantes sobre nuestro trabajo con las comunidades indígenas.


Galería de imágenes