Cómo instalar GNV en su vehículo


Gas Natural Vehícular

Cualquier vehículo con gasolina puede convertirse a GNV, siempre y cuando cuente con las condiciones mecánicas óptimas.
Mientras mayor sea el cilindraje del motor, mayores los beneficios de ahorro de dinero en combustible.

Independiente del modelo y año de fabricación del vehículo, el motor debe estar en perfecto estado para evitar problemas en el futuro que serían causados por el estado de la máquina y no por el uso de GNV.


Para saber si su vehículo es apto para la conversión, se requiere un diagnóstico mecánico y eléctrico sobre el estado actual del vehículo en talleres que ofrezcan el servicio de instalación de gas natural vehicular. Si cuenta con este aval, se procede a realizar la adaptación del equipo (kit), de acuerdo con el tipo de vehículo (inyección o carburado).
Para realizar la adaptación, se requiere que un organismo certificador, bien sea Icontec o Bureau Veritas, garantice que la conversión se realizó de acuerdo con las normas técnicas de calidad y seguridad. Adicionalmente, se instala en el vehículo un chip que almacena la información de la certificación inicial y de las revisiones periódicas de la conversión y del cilindro, para brindar tranquilidad y seguridad a los conductores.

Requisitos para acceder al servicio


  • Diagnóstico preconversión: El primer paso, consiste en solicitar en un taller de conversión, una revisión técnico-mecánica para garantizar un mejor desempeño del vehículo luego de realizar la conversión
  • Conversión, financiación: Dependiendo del taller que usted elija podrá acceder a la financiación a través de diferentes entidades financieras, pregunte por sus requisitos.

Estaciones para el sector vehícular