Bello - Guayabal - Ancón

Bello – Guayabal - Ancón es un proyecto de transmisión de energía eléctrica que mejorará la confiabilidad en el suministro energético en el Valle de Aburrá y fortalecerá el Sistema de Transmisión Nacional, ofreciendo mayor capacidad al transporte de la energía que se genera en el norte de Antioquia para beneficiar a millones de colombianos en el sur del país.




image

Feria institucional en I.E. La Trinidad de Copacabana

La Institución Educativa La Trinidad en Copacabana, vecina de una de las torres del proyecto Bello... Más Información

image

Recursos naturales y servicios públicos

En el marco del programa de Educación Ambiental del proyecto Bello – Guayabal - Ancón, se adelanta... Más Información

image

Avanzan las obras civiles

Las obras que permitirán entregar a satisfacción el proyecto de transmisión de energía Bello – Gua... Más Información



Historia

La Unidad de Planeación Minero Energética (UPME) del Ministerio de Minas y Energía, le adjudicó a EPM su construcción y operación el 4 de junio de 2014, como parte del “Plan de expansión de referencia Generación - Transmisión 2012 -2025”.

Mediante la Resolución 781 del 29 de julio de 2016, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), expidió la licencia ambiental para el proyecto. Al final de esta sección: Ver Licencia Ambiental de BGA.

Siguiendo lo establecido en la normatividad ambiental colombiana, el equipo estudió cuatro posibles alternativas de trazado para el proyecto, buscando la menor afectación a las personas y al medio ambiente, y las socializó con las comunidades, las administraciones municipales, las autoridades ambientales, metropolitanas y otros actores en el territorio.

Luego de evaluar el Diagnóstico Ambiental de Alternativas (DAA) para las distintas posibilidades de trazado, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) seleccionó la denominada Alternativa 4 oriental, sobre la cual se desarrolló el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) y los diseños.

El proyecto cuenta con la interventoría de la UPME a través de la firma ACI Proyectos, entidad que verifica el cumplimiento de todo lo establecido en los términos del contrato y la aplicación de la normatividad vigente.