Estamos ahí, con toda la energía

Firmeza, cobertura, confiabilidad, diversificación, capacidad de expansión y  responsabilidad social empresarial: nuestra presencia en el sector eléctrico colombiano.

EnergíaEn EPM somos conocedores del mundo de la energía.  Aprovechando la riqueza hidráulica de Antioquia, llevamos más de medio siglo ofreciéndole a Colombia una infraestructura energética sólida, confiable y diversificada, que le garantiza gran parte del fluido eléctrico que necesita para hacer más amable la vida de la gente y facilitar el desarrollo de las regiones.

Participamos en la cadena de generación, transmisión, distribución y comercialización de energía, lo que nos permite desarrollar y desplegar un portafolio de propuestas energéticas para el mercado nacional e internacional, soportado en las capacidades humanas, tecnológicas y gerenciales de nuestras unidades estratégicas de negocio y de las empresas que hoy hacen parte de nuestro Grupo Empresarial.

En el largo plazo, participamos en el mercado regulado de la energía a través de la venta a otros comercializadores y distribuidores nacionales, y en el mercado no regulado mediante la contratación del suministro para clientes corporativos y empresariales, a quienes les ofrecemos además servicios de valor agregado que apoyan su productividad: asesoría en uso racional y eficiente de energía, mantenimiento a las subestaciones y transformadores, capacitación al personal técnico y laboratorios acreditados en energía eléctrica, entre otros.

También participamos en la Bolsa de Energía, mediante la compra y venta en el corto plazo en forma horaria.

Les ofrecemos a todos nuestros clientes una trayectoria empresarial eficiente, precios competitivos y cumplimiento de los compromisos comerciales, así como estabilidad en el largo plazo, firmeza, solidez financiera para apalancar la expansión de la infraestructura y una gestión responsable y respetuosa de las comunidades y el medio natural.

Nuestro sistema eléctrico se sustenta en grandes complejos que abastecen de energía a Antioquia y a Colombia a través de la red de interconexión nacional, y desde el 01 de Marzo de 2003,  a otros países de la región con la entrada en operación de las transacciones internacionales de energía.

Contamos con  25 centrales hidráulicas, y a partir de 1998 iniciamos un proceso de diversificación que complementó la firmeza y confiabilidad de nuestro sistema, con la central termoeléctrica La Sierra en ciclos simple (generación con gas o ACPM) y combinado (generación con vapor de agua), y luego con la energía del viento en el parque eólico Jepírachi.  

En conjunto nuestra capacidad efectiva neta es de 3257.6 megavatios, el 23.5% de la capacidad instalada nacional.  Estas plantas son supervisadas y controladas de manera remota desde un moderno Centro de Control situado en la ciudad de Medellín.

Anticipándonos a las necesidades de abastecimiento energético del país, avanzamos en la construcción del proyecto hidroeléctrico Ituango (2400 MW en sus dos  etapas), en sociedad con el departamento de Antioquia. También estudiamos un amplio portafolio de proyectos posibles en el futuro, y avanzamos en la construcción de la central hidroeléctrica Bonyic en la República de Panamá.

Como una garantía de confianza para nuestros clientes, tenemos certificada la calidad del “Servicio de operación y mantenimiento para generar energía”, y contamos con un recurso humano calificado y competente, que constituye uno de nuestros activos más valiosos.

Este es nuestro mundo, en el cual hemos acumulado grandes fortalezas en la planeación, construcción, operación, mantenimiento, comercialización y gestión responsable de soluciones para el abastecimiento energético en Colombia, que nos preparan para avanzar, con toda la energía, hacia el logro de nuestras aspiraciones empresariales en otros mercados.

La operación del sistema es supervisada y controlada en tiempo real desde el Centro de Control Generación (CCG), que permite el manejo eficiente de los recursos energéticos y la operación confiable y económica de las centrales y sus mecanismos de conexión asociados.  

Desde las consolas del CCG, modernizadas en 2003, es posible supervisar, controlar y gestionar la potencia activa y reactiva de cada uno de los generadores de las plantas despachadas centralmente, así como asignar la Holgura para la prestación del servicio de Regulación Secundaria de Frecuencia para las centrales de Guatapé, Porce II y  La Tasajera, y realizar también la supervisión de las centrales menores;. También es posible realizar las maniobras de cierre y apertura de los interruptores de los campos de generador en las subestaciones de generación, así como la supervisión del equipo de patio de los campos asociados.

 
Los factores hidroclimáticos, mientras tanto, son monitoreados a través de una red de más de 200 estaciones remotas que le garantizan al sistema información permanente, confiable y oportuna.

En coherencia con nuestras políticas de responsabilidad ambiental y social, realizamos una gestión preventiva y participativa desde la etapa temprana de los proyectos de expansión.  Nuestra gente trabaja, de la mano con las administraciones municipales, las comunidades organizadas y las instituciones públicas y privadas, para hacer un manejo responsable de los impactos, cumplir con las exigencias legales y gestionar de manera conjunta el desarrollo local, regional y nacional.

En este contexto nos vinculamos a proyectos en las líneas de: infraestructura, educación y cultura, desarrollo productivo y mejoramiento ambiental, previstos en los planes de desarrollo y en los esquemas de ordenamiento territorial. Igualmente posibilitamos la contratación de bienes y servicios con las organizaciones comunitarias legalmente constituidas, mejorando su capacidad de autogestión, generando empleo y dinamizando  las economías locales.

Así atendemos la responsabilidad adquirida como generadores ante el Sistema Interconectado Nacional colombiano, y estamos ahí, contribuyendo al desarrollo del país y al mejoramiento de la calidad de vida de su gente, con toda la energía.